Renault quiere destacar en la furgoneta eléctrica

Escuchando a Luca de Meo, director general de Renault, el modelo de furgoneta que sucederá a la Trafic no se parecerá “nada que sepamos”. Este vehículo, apto para el reparto de última milla, en las zonas de cero emisiones creadas por las grandes ciudades, tendrá el tamaño de un pequeño Renault Kangoo, la capacidad de carga (en altura) de un Trafic y el radio de giro de un coche tipo Clio. . Cuando llegó a Renault, mientras visitaba el Tecnocentro, vio un vehículo extraño, el EZ-Flex, diseñado para La Poste. Pidió a sus equipos que se inspiraran en esto para crear un producto puramente eléctrico, y no un vehículo que pudiera funcionar con diferentes tipos de motores, como han hecho hasta ahora Renault o Stellantis. Se diseñará sobre todo en torno a un software central, promete el jefe, como “un Tesla utilitario”y sobre una base en forma de monopatín, es decir, una caja de placas pegada al suelo, sobre la que se pueden adaptar los equipos. “como ladrillos de Lego”.

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. Renault sufre una ola de frío en el sector eléctrico

Para financiar este proyecto, Renault contó con dos aliados: el fabricante sueco de camiones Volvo Trucks (propietario de los camiones Renault Trucks, pero no de los automóviles Volvo propiedad de la china Geely) y del armador CMA CGM. “Seguramente se preguntarán ¿qué hace un armador en la rueda de prensa de dos fabricantes de automóviles? », lanzó Rodolphe Saadé, director general de CMA CGM, antes de explicar que los jugosos beneficios obtenidos del transporte marítimo durante y después de la pandemia de Covid-19 le permitieron crear el fondo Pulse, dotado con 1.500 millones de euros. , para invertir en proyectos que aceleren la descarbonización de la economía. Pulse aportará 120 millones de euros a Flexis, una entidad conjunta, mientras que Renault y Volvo Trucks aportarán 300 millones de euros cada uno.

Rodolphe Saadé desembolsará este dinero “para 2026”, especifica el comunicado de prensa. Este jefe famoso por su exigencia está entusiasmado con este proyecto europeo, pero lo presiona. Insiste en cumplir plazos” enfrentando la apremiante competencia asiática”, y sobre la necesidad de llegar “al precio justo”y este “desde los primeros días de 2026”. Este gigante de la logística probará 1.500 vehículos. » Cuanto antes mejor «, insiste, asumiendo “hacer el papel del villano” en el trío.

Iniciativas descartadas

Martin Lundstedt, director general sueco de Volvo Trucks, que ya está involucrado en la aventura de los camiones eléctricos, espera atraer a sus clientes con un alto nivel de servicio y ayudarlos a retener a los repartidores. “que cambian de trabajo después de doce a veinte meses”. Luca de Meo asegura que esta furgoneta, que se fabricará en Sandouville, en Sena Marítimo (donde se contratarán 550 personas en cuatro años), no tiene equivalente, descartando las iniciativas de la start-up estadounidense Rivian, que todavía un modelo desarrollado para Amazon, las coreanas Kia y Hyundai (con la llegada británica), la china Geely, lista para llegar a Europa con su marca Farizon, o la número uno mundial en eléctricos, BYD.

Te queda el 10,16% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.