Cuándo los coches eléctricos alimentarán la red en Francia

¿Deberíamos ver esto como un progreso concreto? Por primera vez en Francia, un empleado de Renault conectó su vehículo a la red eléctrica en Yvelines en febrero. El Renault 5 es el primer modelo comercializado con cargador bidireccional para alimentar la red (V2G, por ejemplo). “red-vehículo”) o su casa (V2H para “vehículo de casa”).

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. En Francia, las redes eléctricas se preparan para una revolución

“Es una primera prueba”confirma Pierre de Firmas, director de movilidad eléctrica de Enedis, principal gestor de la red de distribución eléctrica, socio de la operación, precisando que una quincena más están en marcha con la marca diamante: “Hasta la fecha sólo se están ejecutando unos pocos prototipos. »

Esta tecnología, todavía incipiente en Francia, permite conectar los coches eléctricos a la red o a los hogares no sólo para cargarlos, como ocurre hoy en día, sino también para servir como medio de producción de electricidad con la batería del vehículo. tensando la red.

“Una palanca de flexibilidad”

En Francia, el número de vehículos híbridos y eléctricos podría alcanzar los 17 millones en 2035. “Con la generalización de la movilidad eléctrica, ésta se convertirá en una palanca de flexibilidad para la red y este servicio será pagado por los propietarios de los vehículos”, subraya François Legalland, director del Laboratorio de Innovación para nuevas tecnologías energéticas y nanomateriales, un instituto de investigación de la Comisión de Energía Atómica. En California, muchos usuarios de Tesla ya tienen producción solar en su tejado y la optimizan utilizando la batería de su coche.

Lea también la entrevista | Artículo reservado para nuestros suscriptores. “Debemos pensar en nuestra soberanía sobre las materias primas, las tecnologías y la industria”

“V2G hace brillar tus ojos”, admite Pierre de Firmas para subrayar el atractivo que despierta esta innovación. Sin embargo, según él, no hay que subestimar los métodos sencillos de gestión de la carga, que optimizarán aún más el coste para los usuarios y la comunidad. Una opción sería, por ejemplo, automatizar su activación en horas valle, como se hace actualmente con los 11 millones de termotanques. “Al final, si logramos esta operación, ahorraremos 10 gigavatios en el consumo máximo”cree este experto.