“Lo que queremos es mantener el mismo nivel de poder adquisitivo”

En el pasillo central del hipermercado Brétigny-sur-Orge (Essonne), con decenas de estanterías, los clientes detenían sus carritos repletos de comida para ver pasar una procesión inesperada. “¡Aumente los salarios, aumente los salarios!” », corearon, el viernes 29 de marzo, una treintena de empleados, aplaudiendo en un eficaz estrépito. Sorprendidos al principio, varios clientes aplaudieron al ritmo para animarles. “¡Estamos mal pagados! ¡Estamos mal pagados! »proclaman, una hora más tarde, a 15 kilómetros de distancia, sus compañeros del hipermercado Villebon-sur-Yvette (Essonne).

Paros de una hora como este se produjeron en más de 150 tiendas Auchan en Francia, según la asociación intersindical que reúne a la CFTC, FO, CGT y CFDT, unidas por primera vez en la historia de la marca. Los sindicatos convocaron entre 3.000 y 5.000 huelguistas (de 59.000 empleados) para este tercer día de protesta en un mes.

Las negociaciones anuales obligatorias acaban de finalizar sin acuerdo, tras una decisión unilateral de la dirección que los empleados consideran «indecente» : + 1,5% para empleados, + 1,2% para ejecutivos. “La inflación fue del 4,9% en 2023. Entonces, lo que queremos es el 5%, para mantener el mismo nivel de poder adquisitivo. Hoy el sentimiento de los empleados es que el salario es para tres semanas, no para un mes”señala Benoît Soibinet, delegado sindical de FO en Brétigny-sur-Orge.

“Fue bueno trabajar aquí”

Auchan calcula de otra manera, sumando las negociaciones de 2023 para presentar un aumento «acumulativo» en un 8,1% para los empleados (+6,6% en 2023 y +1,5% en 2024). “Estas medidas van más allá de la inflación del período, estimada en +6,4%”explica el grupo Mundo. Salvo que los sindicatos consideran que la negociación obligatoria de 2023 no anticipa el próximo año, sino que alcanza el nivel de inflación de entonces (del 5,9% interanual en diciembre de 2022), que pesaba mucho sobre el poder adquisitivo de los asalariados. .

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. Mal año para Auchan, que sigue siendo optimista

Durante mucho tiempo, estos últimos se sintieron bastante mejor que sus colegas en la distribución masiva. “Cuando llegué, hace veinticuatro años, era bueno trabajar aquí: teníamos muchos bonos, nos pagaban bien”Observe a un empleado en el departamento de carnicería. “Estaba el bono de progreso trimestral en función de la facturación, diferentes bonos individuales…”, enumera uno de sus colegas, en Auchan desde 1991. Y luego la participaciónañade otro, allí desde hace treinta y dos años. ¡Algunos años era más de un mes de salario! Permitió hacer planes: comprar un coche, hacer obras en la casa… Pero ya no queda nada, la gente está estancada. »

Te queda el 55,57% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.