Los plazos de pago, siempre un “punto difícil” para las empresas

En 2023, una cuarta parte de los expedientes tramitados por el Mediador Empresarial se referían a retrasos en los pagos, según el informe anual publicado el jueves 21 de marzo por este servicio de Bercy: este es el primer motivo de remisión a esta institución, dados los problemas relacionados con los contratos de energía ( alrededor del 15%) o los relativos a relaciones contractuales, en particular los “contratos vinculados” que autorizan la prestación de servicios junto con el alquiler de equipos.

Leer el artículo | Artículo reservado para nuestros suscriptores. Empresas: “El aumento de los plazos de pago es resultado de un comportamiento deliberado”

Los plazos de pago aparecen como » punto difícil « dificultades que enfrentan las empresas, a pesar de las diversas medidas adoptadas a lo largo de los años para sancionar a los malos pagadores. “Desde la creación del servicio en 2010, esto representa entre el 25% y el 30% de nuestra actividad »precisa Pierre Pelouzet, mediador empresarial, que tuvo que tramitar 2.360 expedientes en 2023, frente a 2.077 en 2022.

Loin de se résoudre, le problème tend même à s’aggraver : les retards atteignaient 12,7 jours en moyenne en 2023, contre 10 jours en 2019, alors que la règle est de payer à 60 jours maximum (30 jours dans le secteur du transporte por carretera). Es decir, unos 15.000 millones de euros en facturas impagadas, que pueden poner en peligro la supervivencia de las pequeñas empresas, en un contexto de desaceleración de la actividad económica. No sólo esto está empeorando, sino que todavía no hemos vuelto al nivel anterior a la crisis sanitaria »señala Pelouzet.

Baja cantidad de multas

El miércoles 20 de marzo, la ministra de Empresa, Olivia Grégoire, también se pronunció contra estas prácticas. ni aceptable ni comprensible ». Me gustaría que se incrementaran las sanciones, duplicando el límite máximo (Almendras)que hoy son 2 millones de euros»dijo m.A mí Gregorio en una entrevista periodística Los ecos. En 2023, la Dirección General de Competencia, Consumo y Control del Fraude (DGCCRF) comprobó los plazos de pago de 766 empresas. En total, 346 de ellos fueron multados por un importe total de más de 58 millones de euros en multas, un 19% más que en 2022. Los malos pagadores también pueden ser grandes grupos, como Renault y Unilever, que recibieron 2 millones de euros cada uno. en multas, como anunció Bercy a mediados de marzo, así como a los actores públicos, las autoridades locales o los hospitales. Respecto a estos actores públicos, el ministro desea más “comunicar sobre los malos pagadores”. A partir del 15 de abril, los municipios de más de 3.500 habitantes verán sus nombres publicados en el sitio de “datos abiertos” del gobierno.

Te queda el 31,77% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.